Estrategia Nacional para la Conservacion de las aves


Colombia tiene más especies de aves que cualquier otro país del planeta, con un registro aproximado de 1.940 especies, es decir, un 20 por ciento de las existentes en el mundo. Esta riqueza única, que incluye más de 275 aves migratorias que conectan a Colombia con el resto de América, pone de manifiesto la gran responsabilidad que tiene el país de conservar su valiosa diversidad de aves y los hábitats de los que dependen para su supervivencia.

Teniendo esto en cuenta, una coalición de organizaciones, entre las que se encuentran el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, la Pink Nacional de Observadores de Aves (RNOA) y Audubon, junto con muchas otras partes interesadas, se han reunido para desarrollar una nueva Estrategia Nacional para la Conservación de las Aves en Colombia (ENCA) para abordar las necesidades críticas de las aves durante la próxima década.

La estrategia construirá una hoja de ruta centrada en una política nacional que integre eficazmente los modelos económicos, sociales y culturales del país con la conservación, la gestión y el uso sostenible de las aves y sus hábitats.

Las aves enfrentan muchos retos para su supervivencia en Colombia y los esfuerzos realizados para frenar la disminución de sus poblaciones no han sido suficientes. Para tener éxito, necesitamos desarrollar un nuevo modelo de desarrollo económico que vea la naturaleza como un activo y promueva un futuro sostenible, saludable y próspero. Este enfoque es especialmente relevante para la recuperación de Colombia del COVID, tanto para el bienestar humano y las oportunidades económicas para las comunidades rurales, como para las industrias de avanzada que promueven soluciones basadas en la naturaleza, esenciales en la próxima ola de desarrollo en el país y necesarias para combatir el cambio climático, para el agua y la seguridad alimentaria.

Análisis de la Estrategia Nacional de Conservación de Aves de Colombia

En el año 2000, Colombia publicó su primera estrategia de conservación de aves. Varias organizaciones no gubernamentales y grupos de estudio universitarios, liderados por el Instituto Humboldt, formularon la Estrategia Nacional para la Conservación de las Aves con el objetivo de “mejorar la conservación de las aves en Colombia a través de su estudio, protección y manejo del hábitat”.

En esta Estrategia se formularon cuatro objetivos específicos: 1) desarrollar un sistema de información para el estudio y seguimiento del estado poblacional de las aves, 2) establecer un programa de educación ambiental para incrementar la conciencia ciudadana, 3) conservar la avifauna a través de la protección y manejo in situ y ex situ, y 4) fortalecer la capacidad institucional para desarrollar la estrategia.

Cada objetivo incluía condiciones de viabilidad, responsables y resultados esperados que se desglosaban en metas y acciones a desarrollar. Esta publicación y su aplicación estimularon un notable crecimiento de la investigación científica, una mayor conciencia y el entusiasmo hacia la observación de aves y las industrias asociadas en el país.

Veinte años después, el Instituto Humboldt, la RNOA y Audubon han unido sus fuerzas para evaluar la estrategia unique, documentar las lecciones aprendidas y facilitar la construcciòn de una nueva estrategia integral para atender las necesidades de las aves durante la próxima década. La estrategia actualizada está abriendo el diálogo con múltiples partes interesadas y audiencias de muchos sectores para garantizar que este plan se alinee con los intereses de desarrollo nacionales y locales y facilite así un enfoque equilibrado del desarrollo económico, en el que se tengan en cuenta las necesidades de las aves.

La Fase I de la revisión de la Estrategia unique (2000-2020) concluyó en febrero de 2021, y en ella se analizó el alcance, el cumplimiento y las lecciones aprendidas y las recomendaciones para el desarrollo de la nueva estrategia.

La evaluación puso de manifiesto importantes avances, retos y oportunidades, entre ellos:

  • Aumento de la educación ambiental, difusión de información y mayor conciencia ciudadana sobre las aves y su importancia para Colombia.
  • Introducción de nuevas plataformas de recopilación de datos como eBird e iNaturalist, así como un gran aumento en la disponibilidad de materiales educativos
    sobre las aves, incluyendo varios libros guía y materiales
    basados en la internet.
  • Mayor almacenamiento y disponibilidad de datos científicos sobre las aves de Colombia (DATAVES, Sistema de Información sobre Biodiversidad) y un gran aumento de las publicaciones científicas sobre su biología, ecología y evolución. Sin embargo, aún no se ha establecido un mecanismo claro y bien definido para supervisar el estado de las poblaciones y su cambio a lo largo del tiempo.
  • Creación de nuevas áreas protegidas nacionales (122) y regionales (228), como los Parques Nacionales Serranía de los Yariguies y Uramba Bahía Málaga, para apoyar a importantes especies de aves.
  • La publicación del Libro Rojo del estado de conservación de las aves de Colombia, en 2002, actualizado en 2014. El análisis indica que las amenazas para las aves han cambiado en los últimos 20 años y que es necesario ampliar los esfuerzos de conservación y restauración para hacer frente a estos desafíos.
  • Se ha desarrollado una importante capacidad para trabajar en la conservación de las aves, la educación, la investigación y el turismo basado en las aves. Sin embargo, aún no se han desarrollado mecanismos tangibles de evaluación y seguimiento que midan los avances y el impacto de los objetivos.
     

La Estrategia fue basic para la creación de la Pink Nacional de Observadores de Aves, que reúne a 20 organizaciones y grupos de observación en más de 10 departamentos del país, con unos 7.500 miembros.

Asimismo, se han introducido iniciativas de ciencia participativa como los Conteos Navideños de Aves promovidos por Audubon, y el censo neotropical de aves acuáticas (CNAA), que ha crecido y hoy incluye a veinte departamentos de todo el país, aportando datos vitales para la toma de decisiones.

Click on aquí  para consultar los resultados del análisis

Fase II Actualización de la ENCA 2021 -2030

Con las lecciones aprendidas y las recomendaciones en la mano, se ha comenzado a estructurar la Fase II utilizando la metodología de los Estándares Abiertos para la práctica de la Conservación para apoyar la alineación de varios otros procesos de planificación que están ocurriendo en todo el hemisferio.

En marzo de 2021, se iniciaron talleres virtuales, con la participación de múltiples actores estratégicos, con el objetivo de integrar las necesidades de conservación de las aves con la agenda económica y de desarrollo del país. La estrategia ha identificado áreas temáticas, metodología de evaluación de línea base, objetivos, indicadores de desempeño, acciones de implementación a corto, mediano y largo plazo, e instrumentos de monitoreo y evaluación.

El ámbito geográfico de la estrategia se definió como todo el territorio colombiano (continental, insular y marino, así como cuerpos de agua continentales), incluyendo todas las especies de aves que habitan en el país en algún momento de su ciclo de vida anual.

El alcance: conservar y manejar de manera sostenible la diversidad de la avifauna colombiana, los hábitats de los que dependen y los servicios ecosistémicos que prestan, mediante la generación de conocimiento, la investigación científica y su aplicación, la participación activa de los diferentes sectores y los instrumentos de política y planificación.

También se ha avanzado en la selección de as soon as objetos focales de conservación, los cuales están enfocados en las aves de los diferentes ecosistemas colombianos (sabanas y pastizales, bosques secos y matorrales, ecosistemas de alta montaña, páramos, bosques altoandinos y sus humedales, bosques premontanos y montanos, bosques húmedos de tierras bajas, humedales ​de interiores de agua dulce, sistemas urbanos, agroecosistemas, marinos, costeros, insulares y manglares), así como aspectos vinculados a la sostenibilidad y las prácticas culturales relacionadas con las aves, incluyendo los sistemas culturales asociados a la apreciación y observación de aves.

El proceso de construcción de la ENCA continuará durante el resto del 2021. En septiembre se iniciarán los talleres regionales y sectoriales, con el objetivo de establecer rutas de cambio que busquen enfocar las acciones en la resolución de amenazas y problemas en la conservación de las aves y sus hábitats en Colombia.

En marzo de 2022 estará lista y finalizada la Estrategia Nacional de Conservación de Aves para Colombia y se iniciará la fase de comunicación, incidencia e implementación por parte de los socios. Se están definiendo presupuestos y proyectos específicos con el gobierno colombiano y un grupo más amplio de actores para asegurar una ejecución robusta del Plan.

Además, Audubon también está apoyando al Ministerio de Medio Ambiente de Chile con su Estrategia Nacional para la Conservación de Aves, y articulando estrategias para mejorar la conservación de las aves en ambos países.

 

Leave a Comment